Nacional, Política, Ultimo momento

Barrionuevo se baja de la marcha de Moyano para no estar con el kirchnerismo

“Apoyamos pero no movilizamos”, se diferenció Acuña, referente del gastronómico en el triunvirato de la CGT. El socio político de Lucía Corpacci en Catamarca que colocó a su delfin y ex-presidente de Diputados, Marcelo Rivera en el estratégico Ministerio de Gobierno de Catamarca quiere diferenciarse a nivel nacional de cualquier vestigio kirchnerista.

Carlos Acuña, jefe del sindicato de empleados de estaciones de servicio y referente de Luis Barrionuevo en la conducción de la CGT, anunció que su gremio no participará de la movilización de Hugo Moyano el 21 de febrero para no mezclarse con el kirchnerismo.

“Le damos argumento al mismo Gobierno para decir que los mandó Cristina y no es así”, justificó su ausencia Acuña, que participó del anuncio de la marcha, como miembro del triunvirato de la central obrera.

“El Gobierno va a decir que nos mandó Cristina”, justificó su ausencia en la marcha Carlos Acuña, miembro de la conducción de la CGT. Fue quien la convocó junto a Schmid, pero se bajó. 

El único secretario general que faltó esa vez fue Héctor Daer, referente de Sanidad y de “Los Gordos”  (los grandes gremios de servicios), que se apartaron de la resistencia camionera junto a  los “independientes” (UPCN, Comercio, Uocra y varios más).

La salida de Acuña fue celebrada por el Gobierno, porque Barrionuevo, su jefe, acompañó a Moyano cuando abrió su Hotel en Mar del Plata junto a los sindicatos aliados al camionero y emitieron un duro comunicado contra el Gobierno.

Justamente, ese documento fue aprobado en la reunión del Consejo Directivo de la CGT en la que se anunció la movilización con el apoyo de la mayoría de sus miembros, pero ahora Acuña dio un paso al costado.

“Hay sectores políticos que se cuelgan del reclamo de los trabajadores”, protestó, en referencia al kirchnerismo (estará la CTA de Hugo Yasky), organizaciones sociales y la izquierda.

Carlos Acuña

Y aclaró: “Nosotros no vamos a movilizar pero apoyamos el reclamo. Si paramos no hay combustible en el país”.

Recordó que en la última reunión de gremios se decidió apoyar “a todos los gremios que tiene problemas y están en conflicto”, en defensa “del modelo sindical y los convenios colectivos de trabajo”.

El Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicios, Garages, Playas de Estacionamiento y Lavaderos (SOESGyPE) es el más fuerte de la ex CGT Azul y Blanca, creada por Barrionuevo en 2008, que volverá a reunirse el miércoles para definir una postura formal con la marcha.

Acuña adelantó que muchos gremios no se movilizarán porque “no se sienten cómodos” con la “la politización” de la protesta. “Es muy probable que Barrionuevo tampoco movilice”, anticipó su mano derecha.  

“Por un lado el gobierno haciendo toda una campaña de difamación como que es un problema personal de Moyano, y por otro lado tenemos sectores políticos que se cuelgan a un reclamo de los trabajadores, que no corresponde que se politice”, se quejó el triunviro.

No es la primera vez que Barrionuevo deja solo a Moyano: en 2016 se bajó de la movilización a favor de una ley para suspender los despidos y su cuñado, Dante Camaño, recibió en el gremio a Mauricio Macri para festejar el 1 de mayo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *