Nacional, Política, Provincial, Quinchos del Finde, Ultimo momento, Visto & Oido

Tribulaciones entre un Rabino y un Catalán en Catamarca

VISTO & OIDO EN EL CIIC. Se escuchó a los postres de un almuerzo sin distinciones partidarias en el CIIC , donde tras inaugurar la Planta de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos, el Rabino Bergman (que archivó por ahora)  su disfraz de planta ,  como confesó a este diario en una anterior visita que siempre (según su manual de estilo ) está dispuesto a entrar en conversación con un tema gracioso para luego  hablar de algo serio, y no podía ser de otra forma en Catamarca (en esos instantes flotaba en el aire el milagro de las relaciones cuasi-carnales entre los gobiernos de “el Angel Exterminador” y Lucía “la estratégica vicepresidente del PJ” ( la elegida del tucumano Manzur para la fórmula presidencial en 2019 que ponga fin al ciclo PRO).

Bergman que horas antes habia asumido con unción “patrioprótica” el sacrificio de “bancarse” el “rosario de reclamos” que rezan los socios radicales de Cambiemos en Catamarca (empobrecidos de poder , pero desbordantes de privilegios y osado lujo) hasta escuchó atento en el lobby de un hotel céntrico “los sueños proféticos” del poeta Lindow , quien le pedia a un Rabino (que no gusta transitar por avenidas de otros ministerios, donde algunos lo detestan) su intermediación, para confirmar si su ciclo había finiquitado (Envalentonado por su imaginación prodigiosa que lo llevó a sostener con palabras una nube de humo como “El Plan Coreano” (o Belgrano) , mientras desde Nación sólo le pagaban el sueldo)y no le atendian los teléfonos. Flaco reconocimiento hacia un arquitecto que ahora se confiesa “no PRO” (o no problem) , que al principio era mostrado como emergente del guzmanismo que supuestamente según un vocero de “house of cards” mueve las marionetas del poder desde la cueva del Profeta Ricardo (retirado tras la imposición de la Ley del Ligustro en la UCR) , luego como hombre de Cano y después “Decano, de la Universidad” de la no pertenencia a nada. Por cierto si Belgrano resucitase nunca perdonaría a Macri. Como Fray Mamerto Esquiu tampoco lo haría con el intendente Ferreyra.

Otro Bergman, “un Rabino más filoperonista” y descontracturado , llegó al CIIC tras reirse con los chistes de Nico Verón (que prontamente hará libretos para el Oficial Gordillo -laureado en Carlos Paz-), su par de medio Ambiente en el Municipio “dador de gobernabilidad permanente” de los socios Raúl Jalil y “el intermediario PRO” , Fena (como la llaman en La Rioja) Corrales Avila.

Menos protocolar y ponderando las delicattesen del oeste catamarqueño mantuvo empatía con el “flamante vicegobernador” de Lucía , el senador Belicho Solá Jais, quien como amante del Dakar “lo llevaría en tiempos venideros a la tierra prometida” : Antofagasta de la Sierra con paso ineludible por la “Cuna del Peronismo,Belén”.

Un Bergman “compañero” que al aproximarse Corpacci, e integrado fisicamente  al binomio gubernamental catamarqueño (con gaseosa sin azucares en su copa)  lanzó, palabras más, palabras menos que ” vamos juntos sin mirar el espejo retrovisor” a lo que el Catalán Jordi , como acto reflejo “racional” respondió con una prevención : “no tanto como para quedar estampados en el parabrisas”.

Horas después de las recetas duranbarbianas (con final incierto) para salir de la crisis Triaca, que en “tren” de resucitar a Mauricio en las encuestas lo divorció “de gobernadores de medio país” (con la purga de familiares del poder), la teoría del “parabrisas” pasó a ser política de Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *